Niños altamente sensibles

En general, los niños sensibles tienen muchas fortalezas. Son entusiastas, curiosos, entienden muchas cosas rápidamente y actúan con compasión. Pero algunas cosas, se les hacen más difíciles que a los niños menos sensibles de su edad. Al final del artículo puedes encontrar un enlace para acceder al test de la «Asociación Española de Profesionales de Alta Sensibilidad».

Las antenas más finas de recepción

Hay niños que escuchan, por así decirlo, una mosca toser. Sus antenas, extremadamente finas, perciben más que las de otros niños, ya sean las percepciones sensoriales o el estado de ánimo de las personas de su entorno. También son muy sensibles cuando hay demasiados estímulos, es decir, la sobre-estimulación. Las típicas declaraciones de sus padres suenan así: “Nuestro hijo llora por nada y es extremadamente sensible al dolor, no se puede poner algunas prendas de vestir, como las de cuello largo.”  “Mi hija es muy empática.” “Mi hijo encuentra cada lombriz que hay bajo tierra y habla con flores y plantas.” “Es muy sensible y se equivoca en todo.” Es soñador y un poco lento, pero muy preciso en todo.” “Mi hijo se puede entretener solo y tiene mucha fantasía.” “Se tapa los oídos cuando pasa un coche por su lado.”

Que representa la alta sensibilidad

Los niños extremadamente sensibles, y también los adultos, siempre han estado ahí, pero su entorno, generalmente, no cubría sus necesidades, y fueron etiquetados como “sensibleros”. En 1997, la psicóloga estadounidense Elaine N. Aron observó más de cerca a estas personas. Ella acuñó el término “Persona altamente sensible”. Las características de estas personas son las siguientes:

– Los estímulos se perciben con mayor intensidad.

– La imaginación y los pensamientos son complejos y ricos en detalles.

– La sensibilidad al ruido y al dolor aumenta. No soportan los ruidos ásperos. 

– Tienen un alto entusiasmo y se interesan por muchas cosas.

– Memoria a largo plazo muy marcada.

– Perciben mucho el estado de ánimo de los demás. 

– Un marcado sentido de la justicia y la compasión.

– Sentido del humor.

– Escuchan los sonidos durante mucho rato.

– Gran necesidad de armonía.

– Las tareas se llevan a cabo a conciencia, eso sí, un poco más despacio.

– A menudo son introvertidos, aunque también hay niños extremadamente sensibles que son extrovertidos. 

Lo que NO es la alta sensibilidad

La alta sensibilidad se confunde a menudo con nerviosismo o hipersensibilidad. Ser altamente sensible no significa automáticamente ser inquieto o percibir las cosas demasiado fuertes, sino que perciben más cosas. Que los niños huyan de situaciones turbulentas, que no hablen mucho en el colegio o que pasen mucho tiempo solos, puede llevar a la sospecha de un trastorno autista. Pero no tiene nada que ver, ya que los niños altamente sensibles crean relaciones emocionales cercanas y tienen un comportamiento social normal. La alta sensibilidad no tiene nada que ver con problemas de comportamiento como el TDAH. No es un trastorno, sino un tipo de personalidad. 

La hermana pequeña de la inteligencia

A veces, no se puede distinguir claramente la alta sensibilidad de ser superdotado. Los niños altamente sensibles van un paso por delante de sus compañeros de la misma edad. Es posible que puedan contar o leer antes, y debido a que su alta percepción les brinda más información, pueden hacer que las conexiones sean más fáciles de entender. En la escuela, se les ocurren soluciones que no forman parte del programa de estudios, o pueden resolver problemas difíciles de manera intuitiva. Sin embargo, esto no se aplica a todos los niños altamente sensibles, razón por la cual los científicos aún no han podido esclarecer de manera concluyente la conexión con ser superdotado. 

Las dos caras de la sensibilidad

Pero, ¿por qué es necesario encontrar una definición para los niños muy sensibles? Si esta particularidad no se reconoce y no se cuida ni atiende al niño de manera adecuada, puede llevar a problemas de desarrollo y trastornos en el comportamiento. El niño no puede, de esta forma, desarrollar una autoestima positiva y aprender a manejar su singularidad. 

Comprender la predisposición del niño es importante. A pesar de sus fortalezas, los niños altamente sensibles luchan a menudo con los ideales de una sociedad competitiva. Su inclinación a los detalles y la necesidad de tiempo para trabajar, van en contra de la velocidad. En el grupo o clase, no pueden concentrarse bien porque reciben demasiados estímulos. Además, hay fuertes necesidades emocionales: tienen unos altos estándares de amistad y dan mucha importancia las expresiones de los demás. Se sienten decepcionados cuando otros niños no pueden entender estos sentimientos.

Potenciar las fortalezas

Muchos padres se sienten confusos cuando saben que su hijo es muy sensible. Sin embargo, esta sensibilidad también tiene muchos aspectos favorables. Un niño altamente sensible llama la atención tanto en la guardería como en la escuela, ya que tiene una gran imaginación, es entusiasta y curioso, entiende todo rápidamente y se comporta de forma compasiva. Para fortalecer estas características, es importante conocer las necesidades que tiene el niño según la edad.

Bebés sensibles

El aumento del llanto de los bebés sensibles tiene que ver con problemas en el procesamiento de los estímulos. Además, debido a que su capa protectora emocional es más débil que la de otros bebés, por las noches quieren recibir más consuelo y apoyo y, es por eso, que la cama de los padres es el lugar ideal. También les gusta tener una rutina diaria uniforme, es decir, que no cambie de un día para otro.  

Niños pequeños. ¡Atención! Sobre-estimulación

Ya sea una visita a la feria o una celebración familiar, el procesamiento de los estímulos en el cerebro de un niño altamente sensible lo puede llevar al límite. Una señal típica es cuando el niño llora aparentemente sin razón, generalmente por las noches. Los padres pueden estar tranquilos, ya que el llanto reduce la sobre-estimulación acumulada.

Los niños sensibles, a menudo se acostumbran a ir a la guardería o la escuela a trancas y barrancas. Para ellos, el concepto de “adaptación suave” es el mejor, aunque en el momento de la despedida de los padres, pueden reaccionar de forma muy fuerte. Si el niño se aísla del grupo o llora con facilidad, los padres deberían hablar con los maestros acerca de su peculiaridad, para facilitar la relación y la comprensión.  

En el colegio. Fortaleza contra frustración

En la escuela primaria, también puede ser útil hablar con el maestro sobre la característica del niño. Pero preferiblemente solo cuando realmente hay algún problema. “Mi hija tenía muchas ganas de empezar la escuela. No obstante, en la primera semana ya se desilusionó: la maestra fue muy dura con ella y por eso no quería volver a la escuela. Hablé con la maestra y le conté un poco sobre la particularidad de nuestra hija. A partir de ahí, la maestra la trató mejor, con más sensibilidad, y la niña va de nuevo feliz a la escuela y piensa que la maestra es buena”.Este es un caso muy común. 

En el tiempo libre, los niños altamente sensibles no deberían tener muchos hobbies. Necesitan tiempo para ellos mismos, para procesar todo lo que van experimentando. Algo muy efectivo es leer, escuchar música o audiolibros.

Lo que hace felices a los niños altamente sensibles

Independientemente de la edad, los padres deben fomentar las fortalezas del niño y no compararlo con los demás. Tienen que darse cuenta de cuántos estímulos puede soportar.  No necesitan arroparlo entre algodones para protegerlo. Entonces, no va a entender el mundo. Hay que respetar la percepción del niño, pero no dejar que lo controle. Lo mejor es establecer compromisos: en vez de un suéter de lana áspera para el frío, elige uno de algodón con una camiseta debajo. Si el niño tiene miedo de ir a un cumpleaños solo, entonces puedes quedarte en la fiesta el tiempo que sea necesario con él. 

Es importante que los niños sensibles pasen mucho tiempo en la naturaleza. El verde, las diferentes condiciones climáticas y los animales, reducen el estrés. Además, tienen sensibilidad para el arte y la música y les encantan las experiencias “en vivo”, como el teatro, los conciertos o workshops. Se cuestionan muy pronto preguntas sobre la vida y la muerte, y desean que los adultos filosofen con ellos.

 Test SPSN© Oficial de la Asociación Española de Profesionales de la Alta Sensibilidad – PAS España.

2 comentarios sobre “Niños altamente sensibles

  • el 21 febrero, 2019 a las 13:53
    Permalink

    Hola soy Vero de Cáceres, gracias Susana por el artículo muy pedagógico.
    Yo conocí el tema NAS hace 2 años por este test que seguro que conoces https://pasespana.com/test-ninos-altamente-sensibles/. A mí me ayudó mucho, quizás le venga bien a más madres como yo que han estado dudando mucho tiempo. SI lo quieres colgar seguro que les ayuda.

    saludos Vero

    Respuesta
    • el 21 febrero, 2019 a las 14:03
      Permalink

      Muchas gracias Vero. Lo adjuntaré a la web!!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.