Estimular la percepción del bebé: los 5 sentidos

El bebé tiene cinco sentidos. Estos se desarrollan muy bien cuando se estimulan de forma adecuada. Aquí te presento pequeños juegos para cada uno de los sentidos. Es muy divertido observar como los bebés descubren el mundo. 

Olfato

Todas las madres se dan cuenta de la buena nariz que tienen sus recién nacidos. Los bebés, en su búsqueda del olor a leche materna, saben exactamente donde tienen que girar su cabeza. Incluso aquellos que no son amamantados, huelen el olor corporal de los padres y lo toman como familiar. Es por eso que duermen estupendamente en la cama de los papás, incluso si los progenitores no están en ella. Si te apetece tener la cama para ti sola, puedes acostar a tu hijo con una camiseta usada. Así todo huele a familiar.

Oído

Todo lo que hace ruido fascina a los pequeños. Esto se notará todavía más cuando empiecen a jugar con juguetes electrónicos y apriete siempre el mismo botón, y cuando juegue con el libro de sonidos de animales y escuchemos el relincho del caballo una y otra vez. También los sonajeros y campanas son muy divertidos para su bebé. La estimulación temprana del oído estimula las habilidades motoras finas. A través del movimiento, ya sea con la mano o con el pie, hará sonar la campana.

Vista

Los niños de tres o cuatro meses pueden ver todos los colores primarios e incluso tienen un color favorito: el rojo. Los padres encuentran los tonos pastel muy bonitos y es por eso que suelen pintar y decorar con colores suaves. Los propios niños preferirían optar por colores brillantes. 

Consejo: a través de la estimulación temprana en forma de juego, se desarrollan las habilidades motoras del bebé y se lo pueden pasar muy bien juntos. ¿Es tu hijo todavía demasiado pequeño? Entonces, busca un juguete de color llamativo, ponlo delante de su cara y lo vas acercando y alejando. Mientras su hijo tenga ganas de jugar, estará feliz y entusiasmado siguiendo al juguete, entrenando su vista y quizás intente cogerlo. Si es un poco más mayor, puedes mirar un libro con bonitas ilustraciones. 

Gusto

¿Le has dado a tu hijo alguna vez un trozo de limón? Las papilas gustativas de los bebés están completamente desarrolladas, aunque no consiguen distinguir los sabores todavía. Es por eso, que el tiempo de reacción es más lento, hasta que llega al cerebro el mensaje de la lengua. Esto se puede ver en la expresión facial de los pequeños: ¡Sorprendido y curioso! ¿Por qué no estimular el sentido del gusto? Su hijo sabrá si quiere probar el limón por segunda vez, o más bien, dejarlo a un lado.

Tacto

Afortunadamente, hoy se encuentra arena en cualquier parque para niños. El juego con la arena estimula la imaginación de los niños y fomenta motricidad fina. Simplemente cogiendo la arena con la mano y dejándola caer, excavando o haciendo tartas y panes, se entrena el sentido del tacto. ¿Cómo se siente la arena tibia o húmeda? ¿Qué puedo construir? Los granos de arena entre las yemas de los dedos son ásperos y fomenta la motricidad del niño. Estos ponen arena en la palma de la mano y la remueven varias veces para sentir el cosquilleo en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.